¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Tendencias del Eco-Eating y el valor de las comidas

 

 

Aumenta la tendencia por consumir alimentos saludables y ecológicos

Gracias a que los consumidores están cada vez más conscientes del estado de vulnerabilidad en la que se encuentra el medio ambiente y el suministro de alimentos, parece ser que la tendencia hacia una alimentación más amigable con el medio ambiente está destinada a aumentar, según el reporte “Eco-Eating Culinary Trend Mapping Report” de Packaged Facts y la consultora CCD Innovation. 

De acuerdo a lo informado, los consumidores siguen educándose sobre los alimentos ecológicamente racionales y están buscando nuevos socios de confianza en su afán de comer de una forma que sea más respetuosa con el planeta.

El Eco-eating toma muchas formas. Por lo general parte con productos lácteos orgánicos, frutas y hortalizas frescas, para luego pasar a proteínas de origen vegetal. En el pasado esto podría haber sido denominado un plan progresivo de alimentación ecológica, pero para Kimberly Egab, directora general en CCD Innovation los “comensales progresivos y compradores de alimentos están comenzando a pensar en sus huellas ecológicas y están buscando alternativas sostenibles en todo tipo de lugares nuevos”.

El Eco-eating ha sido cultivado durante mucho tiempo por las tiendas de alimentos naturales. Esto ha permitido a los consumidores comprar sabiendo que sus valores se reflejan en las estanterías y que pueden confiar en que la carne, el pescado, los productos lácteos, frutas, hortalizas y los productos envasados se hacen de acuerdo a un conjunto de normas ecológicas y sostenibles. Ahora los consumidores están buscando más allá: en restaurantes, hoteles y tiendas de todo tipo, para la elección de alimentos más ecológicos.

Las tendencias de sostenibilidad incluidas en el “Eco-Eating Culinary Trend Mapping Report”, abarcaron varias tendencias de vanguardia. Entre ellas está el embalaje comestible, donde empresarios ya están poniendo en marcha envolturas comestibles para ayudar a reducir los costos y el impacto de los envases de alimentos.

También están los jardines en restaurantes y los hoteles de colmenas, donde chefs gourmets están uniendo cadenas hoteleras para crear jardines en los tejados y criar abejas para crear alimentos ultra-locales e inspirar menús de temporada.

A estas tendencias se suman ideas como: comidas familiares sin carne, el tofu del día, ganado alimentado con pasto y opciones de mariscos más sostenibles.

Según el reporte, siempre que sea posible, los vendedores deben mejorar y apoyar los elementos del menú y los productos alimenticios, teniéndolos certificados por organismos respetados.

Los esfuerzos de marketing, consejos de cocina y la capacitación de camareros o cajeros en los restaurantes también ayudarán a asegurar que los alimentos ecológicos sean reconocidos y comprendidos por los consumidores que se enfrentan a un mercado confuso.

www.portalfruticola.com